21/06/2022

IDEOLOGÍA


 

 

 

 

 

 

 

 

EDITORIAL

Cuando Bolívar volvió a Bogotá desde Panamá con el fracaso de una constitución continental bajo el brazo, todavía montado en su cansado corcel, en un susurro, le dijo a su compañera:

Hemos liberado casi todo el continente, a pesar de todo, la revolución ha llegado…

Manuelita Sáenz, la “Libertadora del Libertador “, vio con sus ojos de amante que el viejo en el cobertizo no se había movido, que las calles estaban más polvorientas, que los niños seguían descalzos y con hambre, que las viudas morían de pena… y no dijo una palabra. Simón, que sabía leer las miradas, (por eso fue quién fue) supo en ese instante que la revolución tardaría mucho tiempo en llegar al pueblo.

Habían pasado siete años del Congreso de Angostura cuando, ante 26 diputados en plena guerra por la independencia, tuvo una revelación inspirada por su maestro Don Francisco de Miranda. Fue el 15 de febrero de 1819.

Simón Bolívar tenía la ilusión intacta cuando imaginaba en voz alta un continente unificado, independiente y bajo una misma ley fundamental. Alcanzan cinco puntos para entender de qué hablaba el libertador:

1. “Por el engaño se nos ha dominado más que por la fuerza; y por el vicio se nos ha degradado más bien que por la superstición. La esclavitud es la hija de las tinieblas; un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción”.

2. “¿No dice el Espíritu de las Leyes que éstas deben ser propias para el pueblo que se hacen?, ¿qué es una gran casualidad que las de una nación puedan convenir a otra?, ¿que las leyes deben ser relativas a lo físico del país, al clima, a la calidad del terreno, a su situación, a su extensión, al género de vida de los pueblos; referirse al grado de libertad que la Constitución puede sufrir, a la religión de los habitantes, a sus inclinaciones, a sus riquezas, a su número, a su comercio, a sus costumbres, a sus modales?. ¡He aquí el Código que debíamos consultar, y no el de Washington!”.

3. “La esclavitud rompió sus grillos, y Venezuela se ha visto rodeada de nuevos hijos, de hijos agradecidos que han convertido los instrumentos de su cautiverio en armas de libertad. Si, los que antes eran esclavos ya son libres; los que antes eran enemigos de una madrastra, ya son defensores de una patria”.

4. “Renovemos en el mundo la idea de un pueblo que no se contenta con ser libre y fuerte, sino que quiere ser virtuoso (…) la educación popular debe ser el cuidado primogénito del amor paternal del Congreso. Moral y luces son los polos de una República, moral y luces son nuestras primeras necesidades”.

5. “Dignaos conceder a Venezuela un gobierno eminentemente popular, eminentemente justo, eminentemente moral, que encadene la opresión, la anarquía y la culpa. Un gobierno que haga reinar la inocencia, la humanidad y la paz. Un gobierno que haga triunfar, bajo el imperio de leyes inexorables, la igualdad y la libertad”.

En el penal de las Cuatro Torres del arsenal de la Carraca, en San Fernando, España, el 14 de julio de 1816 muere el pregonero original de las ideas expuestas por Bolívar, Don Francisco de Miranda, que también dejó marcas indelebles en José Francisco San Martín, Andrés Bello, Bernardo O’Higgins, Carlos María de Alvear, Nicolás Rodríguez Peña, Matías de Irigoyen…

El tipo fue el promotor de todas estas ideas, eso de hablar desde el fondo de la historia para conmovernos, zamarrearnos, era una virtud de Francisco de Miranda. Todo su periplo, la independencia de Estados Unidos, la Revolución Francesa, su gesta revolucionaria en la Gran Colombia fue una manera de vivir, una ideología.

Todo lo dicho es solo a modo de ejemplo, un intento de ubicar la punta de un hilo que transcurrido el tiempo se transformó en una madeja monumental. 



Resulta que a cualquier gilada la tratamos de encasillar en la palabra “ideología”. Exactamente lo mismo hacemos con “cultura”.

Parece que es lo mismo ser revolucionario en Chile que en Rusia, en Cuba, o en China. Para los fundamentalistas de la calificación ideológica hay notables en la historia que merecen atención por su ideología y otros no.

Ideológico es todo, escuchar una música y otra no ¡es ideológico! Para llevarlo al paroxismo, ser hincha de Boca Juniors después de Macri ¡es ideológico! Parece irrelevante, pero si seguimos el hilo…

“La esclavitud es hija de las tinieblas” dijo Bolívar, agregamos que las tinieblas emergen de la ignorancia. Miles de tipos a lo largo de la historia trataron de hablarnos para que nos avivemos de una vez por todas y no hay caso. Todo está dicho, todo está ahí, solo hay que tomar lo que nos conviene para vivir mejor.

 

Furibundo Tempo, después de una conferencia en Club Atlético B.A.P. que abordaba este tema, tuvo una acalorada discusión con algunos académicos de derecha y algunos de izquierda. Fue la noche en que decidió hacer un experimento social que trascendió en la militancia política del peronismo convirtiéndose en un mito.

El tren Sarmiento, que, como dice Alejandro Pascolini, es un transporte donde colapsa cualquier concepción antipopular de la vida, fue el escenario que eligió Furibundo Tempo. Subió en la estación Morón, los ocho vagones estaban llenos. Se paró en una de las cabeceras y con el sombrero en alto con movimientos en semicírculos logró atraer la atención de una apretada multitud que destilaba indiferencia:

Todos sufrimos las desventuras de nuestro país, soy solo un viejo que quiere contarles cuál es la solución o parte, para que podamos ser felices. Sepan que algún día lo que está pasando hoy, en este vagón, se lo van a contar a sus nietos.

Con su voz de cigarro y ginebra dijo fuerte y claro:

El capital debe estar al servicio de la economía nacional y tener como principal objeto el bienestar social. Sus diversas formas de explotación no pueden contrariar los fines de beneficio común del pueblo argentino.

Varias cabezas asintieron.

La organización de la riqueza y su explotación tienen por fin el bienestar del pueblo, dentro de un orden económico conforme a los principios de la justicia social. 

No solo se movieron muchas cabezas, también se escucharon algunas palmas.

El Estado, mediante una ley, podrá intervenir en la economía y monopolizar determinada actividad, en salvaguardia de los intereses generales.

Tímidos aplausos… 

Salvo la importación y exportación, que estarán a cargo del Estado, de acuerdo con las limitaciones y el régimen que se determine por ley, toda actividad económica se organizará conforme a la libre iniciativa privada, siempre que no tenga por fin ostensible o encubierto dominar los mercados nacionales, eliminar la competencia o aumentar usurariamente los beneficios.

Más aplausos…

Los minerales, las caídas de agua, los yacimientos de petróleo, de carbón y de gas, y las demás fuentes naturales de energía, con excepción de los vegetales, son propiedad imprescriptibles e inalienables de la Nación, con la correspondiente participación en su producto que se convendrá con las provincias.

Gritos de aprobación y aplausos…

Los servicios públicos pertenecen originariamente al Estado, y bajo ningún concepto podrán ser enajenados o concedidos para su explotación. Los que se hallaran en poder de particulares serán transferidos al Estado, mediante compra o expropiación con indemnización previa, cuando una ley nacional lo determine.

La ovación se escuchó desde los otros vagones y los pasajeros estiraban el cuello para tratar de ver que estaba pasando.

Ustedes cuando se decidan lo pueden hacer posible… 

Cuando Furibundo intentó bajar en la estación Liniers, la gente lo saludaba afectuosamente y alguno hasta lo abrazó. 

 

Los artículos 39 y 40 de la constitución del ’49 se escribieron y estuvieron vigentes en nuestro país hace más de 70 años. No saber que existieron, sin lugar a dudas, también es ideológico.

 
Alejandro Braile

  

Últimas Publicaciones

22/06/2022

EL FIN DEL MUNDO

Por SERGIO KIERNAN                 No fue la primera guerra de la humanidad y tampoco sería la última. Pero la Gran Guerra estaba destinada…

22/06/2022

LAS AGUAS Y LAS LETRAS

Por JUAN FORN                El holandés Frank Westerman adoraba desde chico un libro llamado Kara Bogaz. Nacido en los ’60 de padres miembros del…

21/06/2022

MANUAL DE LAS ANTINOMIAS POLÍTICAS

Por VITO SOSA             Todos los días a la hora 25, paso por la esquina que está a mitad de cuadra. Llego para la dispersión…

21/06/2022

François Dominique Toussaint-Louverture

Por PABLO BRUNO          François Dominique Toussaint-Louverture: Saint Domingue, 20 de mayo de 1743 – Fuerte de Joux, La Cluse-et-Mijoux, cerca de Pontarlier, Francia, 7 de abril…

21/06/2022

UN TAL TIPO ESTEREO TIPO

Por ALBERTO NOGUEROL “El estereotipo es un hecho político, la figura mayor de la ideología” Roland Barthes Juan Estereo Gil Cambiasso era un tal tipo de aquellos lo que se…