06/09/2020

EL PORTAVOZ, EL CHIVO EXPIATORIO Y LA VERDAD


 

 

 

 

 

 

 

 

Por ALEJANDRO PASCOLINI

         El psicoanalista argentino Enrique Pichón Riviere fue el pionero de la psicología social argentina. Siendo el autor que nos convoca, de formación psicoanalista, es muy relevante el hecho de que en su Esquema Conceptual Referencial Operativo (esquema teórico para pensar el trabajo en grupos en función del aprendizaje y la resolución de aquello que obstaculiza el despliegue de la verdad) no utiliza nada de lo que son los conceptos psicoanalíticos freudianos fundamentales, a saber: complejo de Edipo, pulsión, represión, sublimación, puntos de fijación, regresión, libido, etc. Quizás, ya que hablamos de verdad, sea este el motivo de mayor peso para que haya sido expulsado de la Asociación Psicoanalítica Argentina, institución que “parajodalmente” presidía justo antes de ser invitado a retirarse.

Mucho más cerca de autores y disciplinas científicas como Kurt Lewin, la teoría de juegos, la física moderna y con aportes relevantes de la filosofía de Hegel, además de prácticas orientales como el budismo Zen, Pichón piensa en los roles que se adquieren en un grupo y también en el marco institucional y político para interpretar cuáles son las operaciones que ayudan al despliegue de la verdad y cuáles la obturan.

El ” portavoz”, por ejemplo, es aquel que denuncia una conflictiva no apreciada en su valor de transformación política, revelando en su decir, no sólo su posición particular en lo respectivo a lo denunciado, sino también (esto es lo más potente de su planteo) la posición de su familia, su barrio, las instituciones implicadas en la problemática indicada, etc.

Es decir que más allá del contenido de lo que “Portavocea”, este rol pone de manifiesto que no hay verdad individual, que todo decir significativo implica no sólo a quién lo dice sino también a su contexto enunciativo. Entonces, el portavoz dice que no hay verdad solitaria, ese es el mensaje subversivo que le devuelve a esta sociedad fundada en valores individualistas y nihilistas. Quien sale a robar es un portavoz porque lo hace en el marco de un sistema donde el robo no es la excepción sino el fundamento mismo de su sostenimiento. El capitalismo es un robo constitucionalizado. Entonces quien delinque contra la propiedad privada vehiculiza el síntoma de aquello que no queremos saber nada con saber, ya que interrogar un sistema es cambiarlo (parafraseando a Kurt Lewin). Dicho de otro modo, desde esta lógica relacional estructural, si cambia la legalidad en juego entre los elementos que encuadran la perspectiva de nuestra realidad, también se pone en jaque “el placer” que encontramos en ciertos status quo que nos orientaba “cotidianamuerte”.

Por eso “los amigos de lo ajeno” son acallados por el discurso oficial, tratando de borrar las implicaciones sociales de sus actos, diagnosticando sus actividades ilegales como motivadas por cuestiones singulares (incluso referenciándolas a cuestiones biológicas) y de esta manera convertir su decir (un poco desprolijo) en algo que sólo les incumbe a ellos, restándole su pertinencia comunicacional política. Esa es la estrategia comunicacional de tendencia imperante: convertir al portavoz en un chivo emisario, es decir alguien que es solitariamente culpable de su condición.

  

Últimas Publicaciones

16/12/2021

HISTORIA DE LA MÚSICA ELECTRÓNICA

Por FACUNDO GARCÍA La música electrónica forma parte de las vanguardias musicales del siglo XX, junto al expresionismo, dodecafonismo, dadaísmo, serialismo, etc. La tecnología, eléctrica primero y electrónica después, desempeñó…

16/12/2021

STUDIO 54

Por ALEJANDRO BRAILE              Julio Alberto Castro bailaba tangos, en el Club Tesei, los sábados… lo hacía con compañeras ocasionales hasta el año ’73 que…

16/12/2021

EL IDIOTA ÚTIL DE DERECHA

Por JUAN FORN             En junio de 1970, Leonard Bernstein y su esposa Felicia convocaron a un grupo de amigos a su dúplex neoyorquino en…

16/12/2021

AMOR A PRIMERA VISTA

Por ANDRÉS GARCÍA Situémonos en un estadio de futbol repleto. Todos cantan. 50.000 personas al unísono cantando. No importa si es un partido de futbol o un recital. 50 mil…

16/12/2021

ÁNGEL PLEBEYO

Por Diego Sztulwark           Cuando apareció Maradona ya había dioses entre nosotrxs. De ahí que valga la pena precisar algunas cuestiones respecto de la circulación de…