30/11/2019

LA MANZANA RODEADA


 

 

 

 

 

 

 

 

 

EDITORIAL

28 de Noviembre de 2019

 

             Mientras  en nuestro país el cambio de gobierno se desarrolla en aparente tranquilidad, con un presidente electo definiendo su gabinete y el presidente saliente buscando precios de reposeras en Mercado Libre, en los países vecinos sigue corriendo la sangre en ríos subterráneos que no vemos por la aceitada cobertura mediática que impide ver realmente qué está pasando en Bolivia y Chile principalmente.

Además, el gobierno de  Colombia se apresura a contener lo que parece el comienzo de grandes revueltas populares y Bolsonaro recula en sus medidas económicas temiendo la suerte de sus vecinos. Y por si fuera poco Uruguay pega un volantazo a la derecha después de 15 años de gobierno del Frente Amplio. Es meritorio en un punto lo de los charrúas, ya que solamente en un país que tiene marihuana legalizada se  puede esperar 5 días una definición electoral sin que se les mueva un pelo. Por supuesto, los medios presentan el triunfo de Lacalle por un punto como una victoria aplastante, igual que presentaron la victoria por más de 10 puntos de Evo como fraude y la derrota Macrista, también por 10 puntos, como un empate técnico. Esa deshonestidad intelectual sí te la regalo.

Uno no sabe si indignarse o reírse de los medios y sus acrobacias para doblar los hechos sin romperlos. Aunque cuando uno se siente así, un boludo, sirve de consuelo acordarse de que hubo gente que se la pasó viendo por TN una excavadora haciendo pozos en el sur. Ahora, ¿estamos en un universo alterno lleno de oligarcas sin un mango, gorilas con IOMA, esclavos venezolanos de derecha, bolivianos arios, uruguayos disparándose al pie, argentinos que subestimaron a un tipo que se atraganto con un bigote imitando a Fredy Mercury? No, así es la cosa, así nos lo dice la historia, la base de la relación de dominio que se estableció a fines del siglo XIX , ese positivismo basado en el racismo, la jerarquía social, la meritocracia, el machismo , el desprecio por originarios y mestizos decantó en el sentido común de las clases medias aspiracionales de todo el continente. Nada surge de la nada.

Todavía no asumió y Alberto ya tiene más tapas negativas que Macri en 4 años, con amenazas veladas, y no tanto, de diferentes sectores, inclusive el campo (léase los dueños del país) que empezaron a refunfuñar porque les van a subir las retenciones y eso les va a afectar las miles de palas que tienen que comprar para levantar toda la guita que se llevan. Aunque también la tienen difícil los medios cuando, por ejemplo, tienen que explicar cómo es posible que la titular de la oficina anti corrupción no sabía que Aranguren tenía acciones en Shell. O que se confirmó que el incendio en la AFIP fue intencional. ¿Posta? Ni lo hubiera imaginado.

Ya se apresura cierto sector del progresismo y la izquierda a criticar como hizo con Evo, como seguramente hará con Uruguay y como no se cansa de hacerlo en Argentina, la responsabilidad de los líderes populares en los contraataques del liberalismo. Si es que la tendencia a verticalizar o disciplinar desde el estado a las organizaciones sociales las termina debilitando, quitándoles dinamismo.

Pero es obvio que la derecha prefiere a Evo en México, a Correa en Bruselas, a Lula y Cristina en la cárcel. No es casual que la gran ofensiva derechista tuviera lugar luego de la muerte de Chávez, porque suponen, y la historia les da la razón, que sin estos liderazgos los movimientos sociales comienzan a fragmentarse, carecen de identidad política y pierden capacidad de golpear con un solo puño. Para la política imperial norteamericana y para los sectores del poder económico está muy claro que en América Latina todos los procesos que han ido a contramano de su orientación estratégica están vinculados con liderazgos fuertes. ¿Y si  los liderazgos personalistas fuesen en realidad un componente importante en el proceso de liberación de los pueblos latinoamericanos? Lo discutimos hace años y lo vamos a seguir discutiendo por décadas. La derecha ya lo tiene resuelto.

 

EL NIDO DEL CUCO

   

Escuchá EL NIDO DEL CUCO


Widget not in any sidebars