27/07/2019

POR QUÉ SPIKE LEE ODIA A TARANTINO
















 

 

 

Por FACUNDO GARCÍA

Tal vez haya un tema personal, no lo sabemos, pero lo cierto es que a Spike Lee nunca le cayó bien Tarantino y  nunca hablo muy bien de su cine, llegando al absurdo de hablar mal de Django Unchained… antes de haberla visto. En principio, el problema es la manera en que Tarantino retrata a la comunidad afroamericana y la falta de autoridad moral para hacerlo, por ser blanco. ¿Tiene razón Spike Lee, o hay algo más? Reseña de una pelea que refleja cómo entienden el cine estos dos directores y con qué éxito han logrado plasmar esas ideas en sus películas.

MY NIGGER

Después de que Pulp Fiction convirtiera a Tarantino en un icono Pop, el director se tomó 3 años para lanzar una nueva película. Finalmente, en 1997, se estrena Jackie Brown, que contaba en su reparto con Samuel L. Jackson, Robert Foster, Robert de Niro, Bridget Fonda, Michael Keaton, Chris Tucker y en el papel protagónico nada menos que a Pam Grier, la heroína de las películas Blaxplotation de los 70, rescatada por Tarantino como ya había hecho con John Travolta, otro icono de los 70.

Hay quienes dicen que Jackie Brown es directamente la mejor película de Tarantino, y hay quienes sostienen que  es la que menos les gusta de la filmografía del director. Lo interesante  es que hay argumentos sólidos para sostener las dos opiniones. Pero más allá de eso, nadie discute  que es un peliculón, con grandes aciertos y algunas fallas. Entre los aciertos esta la certeza de que Tarantino sigue siendo un director genial con una facilidad increíble para el diálogo brillante, la yuxtaposición de imágenes y música de manera perfecta y la creación de escenas memorables (el travelling por el aeropuerto de los títulos de crédito iniciales, el plano-secuencia de la muerte de Beaumont, cualquiera de las conversaciones entre los personajes de Samuel L. Jackson y De Niro, el climax del centro comercial desde distintos puntos de vista). Además Samuel L. Jackson y Robert de Niro se sacan chispas en cada escena en la que aparecen juntos, lo cual le da un plus a la película.

En cuanto a las fallas, se encuentra la duración de dos horas y media (una tendencia hacia películas largas que Tarantino fue acrecentando con el tiempo), lo sosos que están y la poca química que tienen Pam Grier y Robert Foster y, sobretodo, que, a pesar de los pies femeninos desnudos, los planos desde dentro de maleteros, los cigarrillos Red Apple, los guiños constantes a la cultura popular y los grandes cambios con respecto al material original de Elmore Leonard, resulta la obra más impersonal  del director.


Pero la critica que deslizó Spike Lee se refirió al abuso de la palabra «nigger» (forma despectiva de negro) en Jakie Brown: «Definitivamente tengo un problema con el excesivo uso de la palabra que empieza por “n” por parte de Quentin Tarantino. Y quiero que quede constancia de que no estoy diciendo que no se pueda usar, yo la he utilizado en muchas ocasiones, pero creo que hay algo que no está bien en Tarantino». Ese año, en el festival de Cannes, donde Spike Lee presentaba una película fuera de competencia, volvió a repetir el reproche y dobló la apuesta: “Es un estupendo director joven y mi único problema con él ha sido su uso de la palabra nigger”, y agregó: “Denzel Washington y yo hemos discutido con él al respecto, y pensamos que no comprende lo peligrosa que puede resultar esa palabra”.

Esta palabra aparecía 16 veces en Pulp Fiction y 39 en Jackie Brown , y si en su momento la discusión pasó por cómo se retrataban las minorías en el cine, todavía faltaba la pelea de fondo.

 

UN NEGRO EN 10 MIL

En 2009 Tarantino continuó utilizando la Historia como base para sus ideas y se estrena “Bastardos sin gloria”, situada en la segunda guerra mundial, donde un grupo de soldados judíos se dedica exclusivamente a matar nazis (uno de sus protagonistas la definió como “Porno para judíos”,  o «kosher porn», directamente). Otra vez, la calidad de Tarantino sale a la luz y otra vez la discusión sobre si esta es su mejor película o no.

Pero Tarantino quiere ser Sergio Leone, quiere filmar sus Westerns a la manera del gran director de Erase Una Vez en el Oeste y vuelve en 2013 con Django Unchained. En la película, un ex esclavo (Jamie Foxx) se venga junto con un alemán cazarrecompensas (Cristoph Waltz) de unos esclavistas, y por supuesto, Spike Lee puso el grito en el cielo: “La esclavitud no fue un spaghetti-western de Sergio Leone”, escribió el director de 55 años como reacción al esperado filme, el cual, en efecto, el propio Quentin ha descrito como “una película que mezcla el spaghetti western con toques operáticos”.

Spike Lee respondió primero en una entrevista para la publicación Vibe: “No puedo hablar de esa película por una simple razón: no voy a verla. Lo único que sí puedo decir es que es una falta de respeto para mis ancestros ver ese filme”.

Durante el fin de semana, Lee fue más incisivo a través de su Twitter: “La esclavitud en Estados Unidos fue un holocausto. Mis antepasados fueron esclavos. Fueron robados de África. Yo los voy a honrar”, escribió el cineasta.

Consultado sobre esto, la respuesta de Tarantino fue contundente: “Me importa una mierda lo que diga Spike Lee”. Y precisó que, para describir la época, hay que leer sus códigos —y es verdad que a mitad del siglo XIX , por ejemplo la palabra Nigger estaba muy extendida en el sur de Estados Unidos. En la película, aparece 110 veces.

En los Oscars del año siguiente, la película obtuvo dos galardones, incluido el de mejor guión original. En la siguiente edición, 12 años de esclavitud se hizo con el título de mejor película y mejor guión adaptado, pese a tratar un tema idéntico al del filme de Tarantino, a que estuviera ambientada en la misma época… y a que lo hiciera todo de manera mucho más lacrimógena para hacernos sentir culpables por lo mal que se comportaron nuestros ancestros con los antepasados de Spike Lee.

Al año siguiente hubo una gran polémica porque otra película sobre los derechos civiles de los negros en Estados Unidos no tuvo tantas nominaciones y premios como la comunidad negra consideraba que merecía: Selma.

Sin descubrirnos nada nuevo, ni ser siquiera una de sus mejores obras, la película de Tarantino se adelantó a esta nueva corriente de hablar sobre los derechos de los negros y expiar la culpa de los hombres blancos. Desgraciadamente, al hacerlo con su estilo habitual, mezclando humor y violencia, parece que eso resta validez a su evidente crítica. Pero no es el único motivo: a diferencia de los directores de las otras dos películas posteriores, y del propio Spike Lee, el autor de Reservoir Dogs es blanco. Y, por lo visto, eso es aún peor que emplear el humor y la sangre en tu película.

No importa que Tarantino homenajeara abiertamente a un subgénero habitualmente menospreciado y unido a los negros como el blaxpoitation en la que quizá sea su mejor película, Jackie Brown. Parece que sólo los negros pueden defenderse del racismo del malvado hombre blanco. Da igual que Tarantino se criara en Los Ángeles rodeado de amigos afroamericanos, mientras odiaban a «esos mierdas de surfistas», como declaró en una entrevista hace un par de años. Ello, no obstante, no le impidió apartarse de la campaña a favor de Selma en los Oscars: “La directora hizo un muy buen trabajo, pero lo que se merecía era un Emmy”.

 

Tarantino con sus filmes pretende entretener contándonos una historia de su invención (generalmente relacionada con la venganza) .A estas alturas, poco o nada pueden hacer títulos como 12 años de esclavitudSelma, El mayordomo o, ya puestos, Invictus (también dirigida por un hombre blanco, y no especialmente progre) por remover nuestras conciencias de hombres blancos burgueses. Necesitamos más estímulos que nos impacten, no simples mensajes buena onda para mentes biempensantes. Aunque Spike Lee no lo entienda.

Tras ‘Django Desencadenado’, Tarantino volvió a la carga con un género sobre el que, dice, tiene mucho con lo que contribuir. “La manera con la que estoy lidiando con la raza en Estados Unidos, especialmente la negra, que es básicamente ignorada en los westerns, o incluso con la esclavitud, el después de la Guerra Civil… siento que tengo algo que decir”, añadió.

 Preguntado sobre la posibilidad de llegar a trabajar junto al cineasta Spike Lee,  éste respondió un categórico “jamás”. “Sólo me quedan dos filmes y no voy a perderlos trabajando con el jodido Spike Lee. El día que trabaje con él será el día más feliz de la vida de ese pequeño hijo de puta”, insistió. Tarantino también hizo un repaso a su carrera, que comenzó con ‘Reservoir Dogs’ y que se ha consolidado con la violencia como firma inapelable del universo “tarantiniano”. “El color rojo está definitivamente en mi paleta, pero igual que en la vida tiene diferentes significados dependiendo de cómo se usa, lo mismo le ocurre a la sangre en el cine”, explicó.

No se ha escuchado a Spike Lee reflexionar sobre el uso de la palabra Nigger de parte del Hip Hop, donde se usa constantemente, como tampoco sobre la capacidad de las minorías de apropiarse de las palabras usadas para humillarlos y hacerlas suyas, darles otros significados, envolverlas del orgullo de pertenecer. Lo que es seguro, es que esto no termino acá, y quien les dice, por ahí finalmente, veamos una película escrita, dirigida y filmada por Tarantino/ Lee.

  

Últimas Publicaciones

14/12/2020

PESADA HERENCIA

        Por ANDRÉS GARCÍACuando manyés que a tu ladoSe prueban las pilchasQue vas a dejar…Te acordarás de este otarioQue un día, cansado,Se puso a ladrar.Yira yira (E. S. Discépolo)      …

13/12/2020

CIUDAD JARDÍN EVA PERÓN

Por Lourdes Torres “Grasitas, grasitas míos, Evita lo vigila todo, Evita va a volver por este barrio y por todos los barrios para que no les hagan nada a sus…

13/12/2020

SON MIS SÁBANAS

Por SERGIO DI BUCCHIANICO Son las sombras del destino Las que desnudan impecables Cuerpos sin figura demarcada, En las tiranías absolutas del abismo. Ahogados de si mismos, los manantiales Construyen…

12/12/2020

NO ES CIERTO QUE NADA VOLVERÁ A SER IGUAL

        Por Michel HouellebecqUn poco peor, respuestas a algunos amigos…Este confinamiento me parece la oportunidad ideal para resolver una vieja disputa entre Flaubert y Nietzsche. En algún lugar (he olvidado dónde)…

12/12/2020

Sergei Esenin- Morir en esta vida no es nuevo

Por ALEJANDRO SWARCMAN Poeta y visionario, fundó el Imaginismo Ruso, corriente que postulaba que todo arte está basado en imágenes y es la plasticidad de dichas imágenes la que constituye…