14/03/2022

CAPITALISMO Y NARCOESTADO


 

 

 

 

 

 

 

 

Por POL PLIEGUES

Crisis de los opioides en Estados Unidos – Fentanilo

 

Un poco de historia

Para entender la crisis de los opiáceos a la que está expuesta Argentina en estos momentos debemos remontarnos a los Estados Unidos de los años 80’s. En esa década comienza a identificarse el dolor como un problema médico, las cirugías, los tratamientos de cáncer y los enfermos terminales o personas con lesiones permanentes requerían un tratamiento adecuado del dolor. Antes de esa época, los medicamentos para tratar el dolor venían con un cartel bien grande cuya inscripción decía: “Puede Causar Adicción”.

Dos publicaciones en Estados Unidos cambian la perspectiva; primero una carta al editor del “New Englang Journal of Medicine”, en 1980, donde en cinco sencillas oraciones habla de un estudio de más de 11.000 pacientes hospitalizados que recibieron al menos una dosis de narcóticos y solo cuatro de ellas presentaron síntomas de adicción leve y uno severa, aunque la misma no expone pruebas de nada[i]. Segundo, un estudio de 1986 de solo 38 participantes, defiende el uso de opioides para el tratamiento del dolor sentando la percepción de que los opioides eran la solución para el mismo y no tenían riesgo de adicción. Desde allí se instala la idea del porqué los médicos se sienten impedidos de recetar opioides por la adicción cuando lo principal es tratar el dolor, (¡qué importa la adicción para alguien que está muriendo de cáncer!). Este pensamiento se generalizó en la década del 90 cambiando las leyes de muchos estados de EE.UU. dando rienda suelta a los laboratorios para producir opiáceos y a los médicos para prescribir estos medicamentos con graves consecuencias para la salud pública.

Uno de los casos más resonantes de la elaboración de opioides (por el juicio que se entabló a la farmacéutica y el estruendo que hizo la ridícula condena) fue el caso de Purdue Pharma[ii] y su medicamento Oxicontin (oxicodona clorohidrato, derivado del opio) cuyo vídeo de marketing puede verse en Youtube[iii].

Los laboratorios comienzan una agresiva campaña de marketing dirigida a profesionales de la salud para que los médicos receten opioides sin control, esto se generaliza y el débil sistema de salud de los estados unidos hace agua, un sistema sanitario con la clase de debilidades perfecta para que una crisis de estas características gangrene.

Muchos médicos trabajan para clínicas privadas donde los seguros médicos son de baja calidad y tienen entre sus prescripciones básicas los opioides. Cuando las consultas y tratamientos son tan onerosos los pacientes van a una consulta con la clara intención de que van a salir con una prescripción médica que solucione sus problema de forma rápida y efectiva, pacientes que no pueden pagar largos tratamientos ni operaciones y que los seguros médicos se ahorran. De esta manera se cierra el círculo de consumo, a más problemas complejos más medicación y menor costo, por ejemplo, no operar una cadera que demanda una cirugía compleja y dar opioides para el dolor es mucho más barato.

Estados Unidos es uno de los pocos países donde se puede anunciar medicamentos en televisión. Y para contrarrestar la imagen de los típicos drogodependientes de la heroína, generalmente afroamericanos e hispanos, los laboratorios protagonizaban sus publicidades con personas blancas bien vestidas de los suburbios o zonas rurales con apariencia de solvencia económica, estados como Kentuky, Wes Virginia y Pensilvania (estados con mayoría de blancos) son los que llevan la peor parte.

Establecimiento de los mercados

Mercado primario:

Desde los años 90 en Estados Unidos se abren clínicas del dolor, donde el médico se convierte en una especie de “Dealer” o “Tranza” que receta el opioide por un período de tiempo, luego el paciente debe volver a otra consulta por su medicina. De esta forma, y con el tiempo, se mantiene cautivo al mismo, (establecimiento de un mercado primario). Muchos de estos pacientes generalmente desocupados o sin hogar venden parte de las pastillas.

Una vez establecido el mercado primario, el de los adictos con prescripción médica, y después de los juicios a Purdue Pharma, el estado toma más control sobre los médicos restringiendo el uso de opioides y restringiendo el mercado. De esta forma se establece una demanda sostenida (mercado secundario) en el mercado negro, donde los adictos con receta vendían las pastillas. La demanda se hizo mayor y comienza toda una oferta de tráfico ilegal (narcotráfico). Esta oferta no tiene datos técnicos sobre lo que proporciona, ni dosis certificadas, ni nada parecido a un medicamento, quedando los adictos desprotegidos ante lo que consumen.

En los últimos años hace su espectacular entrada al mercado una droga sintética llamada Fentanilo, que es de 50 a 100 veces más potente que la heroína. Al ser consumida sin prescripción, el adicto no tiene información ni noción sobre dosis, agravado por el caso de que un montículo de polvo es 50 o 100 veces menor en volumen que el de la heroína, y es potencialmente mortal, lo que provocó en los últimos 20 años la friolera de 500 mil muertos por sobredosis. Solo en el 2019 murieron por sobredosis 137 personas días. La mayoría entraron al mercado de las drogas de forma completamente inocente y llevadas como vacas al matadero.

Mercado secundario:

Como ya vimos el mercado secundario o ilegal se establece por la restricción que el Estado impone al mercado legal, estableciendo la demanda. Muchos consumidores son eyectados del sistema de recetas legales, por lo que compran en el mercado negro. Por otro lado, la oferta se da por los mismos pacientes de recetas legales que venden las pastillas hasta que pegan un salto, engrosando las filas del narcotráfico.

Nos desayunamos hace unos años con un vídeo viral que filma a verdaderos zombis en Filadelfia, y no sabíamos si se trataba de una película, hasta que supimos que era cruda realidad[iv]. ¿Por qué Filadelfia? Porque estaban todas las condiciones sociales dadas, el problema de las drogas es multicausal, es un problema complejo.

Muchos de estos Estados atravesados por la cordillera de los Apalaches, han sufrido décadas de desindustrialización y perdida del tejido social que unía a la comunidad. Desempleo y precarización, hacen que el sueldo promedio esté en 17.000 dólares al año, unos 1400 dólares al mes, mientras que por vender drogas se puede ganar unos 500 dólares al día. Las crisis por depresión, por pérdida del estatus social, también lleva a lo mismo. Se da así un caldo de cultivo óptimo para el desarrollo de un mercado próspero en el uso y abuso de drogas, con amplia demanda, y una oferta de 24 horas x 7 días a la que nos tiene acostumbrado el mercado norteamericano, igual que un supermercado Walmart.

Concluimos con estas tres fases de la crisis de los opioides en Estados Unidos.

Primera fase: “Irresponsabilidad” del Estado, dejando a las farmacéuticas el establecimiento de un mercado cautivo de opioides; oferta y demanda en un mercado legal.

Segunda fase: Expulsión de parte de la demanda a un mercado secundario e ilegal, estableciendo bases para la oferta que llega en forma de heroína y que se instala como la solución barata a la falta de opioides en el mercado legal y, luego en este siglo, con la oferta de Fentanilo.

Tercera fase: La crisis social se intensifica y se corre a otras comunidades que antes no afectaba, mientras crece a un ritmo considerablemente sostenido hasta principios de siglo, para que a finales de esta última década lo haga a nivel exponencial. No solo deja a familias enteras marcadas por la muerte por sobredosis de uno o varios de sus integrantes, sino hijos huérfanos que son criados en segunda instancia por sus abuelos, niños nacidos de madres adictas con problemas congénitos, depresión, desempleo, pobreza, narcotráfico, violencia y muerte, prometen instalar a la crisis de los opioides, para lo que va de esta nueva década, como primer tema a debatir y solucionar.

————————————–

[i] https://www.hoylosangeles.com/latimesespanol/hoyla-como-cinco-frases-de-una-carta-ayudaron-a-sembrar-la-adiccion-a-los-opiaceos-en-los-eeuu-20170602-story.html

[ii] https://www.youtube.com/watch?v=CgfIO5f13no

[iii] https://www.youtube.com/watch?v=LaxlJXpwkzs

[iv] https://www.youtube.com/watch?v=yzyXC8mc200

  

Últimas Publicaciones

22/06/2022

EL FIN DEL MUNDO

Por SERGIO KIERNAN                 No fue la primera guerra de la humanidad y tampoco sería la última. Pero la Gran Guerra estaba destinada…

22/06/2022

LAS AGUAS Y LAS LETRAS

Por JUAN FORN                El holandés Frank Westerman adoraba desde chico un libro llamado Kara Bogaz. Nacido en los ’60 de padres miembros del…

21/06/2022

MANUAL DE LAS ANTINOMIAS POLÍTICAS

Por VITO SOSA             Todos los días a la hora 25, paso por la esquina que está a mitad de cuadra. Llego para la dispersión…

21/06/2022

François Dominique Toussaint-Louverture

Por PABLO BRUNO          François Dominique Toussaint-Louverture: Saint Domingue, 20 de mayo de 1743 – Fuerte de Joux, La Cluse-et-Mijoux, cerca de Pontarlier, Francia, 7 de abril…

21/06/2022

UN TAL TIPO ESTEREO TIPO

Por ALBERTO NOGUEROL “El estereotipo es un hecho político, la figura mayor de la ideología” Roland Barthes Juan Estereo Gil Cambiasso era un tal tipo de aquellos lo que se…