15/02/2019

RUFINO BLANCO FOMBONA

 

 

 

 

 

 

 

 

 EL NIDO DEL CUCO – AÑO 2 – N° 2

EDITORIAL 

Rufino Blanco Fombona nació en Caracas, en 1874, y después de 70 años murió en Buenos Aires. Pocos sabían en las lejanas tierras del sur quién era ese tipo. El empedrado porteño recibió su último suspiro y dicen que alguna vez en un boliche de la Boca, alguien cantó una milonga que describía su pluma de poeta y su alma de incansable guerrero. El hombre que siempre volvía a su Caracas natal, perseguido por su postura política, exiliado eterno por su reclamo, murió pensando que su Latinoamérica tenía un destino.

 

Venezuela siempre fue un cuero seco, por algún lado siempre se levanta. Dio a Latinoamérica personalidades descollantes: Francisco de Miranda, Bolívar, Sucre, Chávez, entre otros… Es imposible soslayar a Rufino Blanco Fombona, autor de más de 35 obras, donde incursionó en la poesía, el cuento, la novela, el ensayo literario e histórico. Emblema del modernismo. Además fue un político de sólida formación liberal.

Curioso el caso de Rufino, fue Gobernador, Cónsul, Agregado Diplomático, Embajador. Sin embargo el mayor tiempo de su vida se la pasó en cana y exiliado. Luchó contra el monopolio del caucho que había formado un sólido contubernio con las autoridades donde él fue Gobernador. Lo mandaron a arrestar, la cosa terminó mal. El Capitán que quiso ejecutar la orden terminó muerto y Fombona preso. Venezuela venía a los tumbos y en 1908 dieron un golpe de Estado, Juan Vicente Gómez tomó el poder y le ofreció un puesto de diplomático a Rufino que rechazó. Pasaba que desconfiaba profundamente del golpista, se había enterado que el mismo se llevó a cabo con la ayuda de Estados Unidos, que envió buques de guerra a los principales puertos del país. Blanco Fombona, quien a la sazón era secretario de la Cámara de Diputados, consideró que este acto entrañaba una inadmisible violación de la soberanía del Estado venezolano, y así lo argumentó en una carta de protesta. Ello le valió ser desterrado del país, al que no pudo volver durante veintiséis años.

Desde Europa usó su arte para combatir al dictador. Pero no alcanzó, Gómez gobernó hasta su muerte.

Quién iba a decir que el tipo que tomaba un café cerca de la ventana en Rivadavia y Rincón era Rufino Blanco Fombona, un venezolano que era liberal, un fundador del modernismo, genial escritor que detestaba el imperialismo yanqui.

Jerzy Kosinski cuenta la historia de un niño polaco en la segunda guerra mundial, el libro fue criticado por los EEUU, Rusia, Polonia y los europeos. La obra como la novela, tuvo el mismo destino que “El pájaro pintado”. Pasa que cuando uno pinta un pájaro la bandada lo desconoce y lo mata a picotazos.

A Fombona no lo quería nadie, la burguesía de su País lo consideraba un traidor, a la clase media le había molestado mucho que un escritor como él haya escrito “El hombre de hierro”, que era nada más ni nada menos que una crítica feroz a los que nosotros llamamos cipayos. Los dictadores lo exiliaron, los marxistas no lo podían ni ver…

Hoy, Buenos Aires ha recibido a miles de venezolanos. Parece que vinieron con la esperanza de repartir pizzas a domicilio, piden además que los Estados Unidos invadan su País. Son seres opacos, tibios, iguales.

Se me hace que Don Rufino Blanco Fombona era un pájaro pintado.

  

Últimas Publicaciones

16/03/2019

NADIA COMANECI – El hada de los Cárpatos

Nadia Comaeci, la gimnasta rumana que se cansó de batir records.      

15/03/2019

EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS

            EDITORIAL14 de Marzo de 2019                       Una de las consecuencias que tiene un país cuando cae por el agujero del conejo y…

15/03/2019

EL NIDO DEL CUCO – 14 de Marzo

  EDITORIAL  Apertura  Los mejores – Alejandro Braile  El Espíritu y el Arte – Ramiro Cabrera  Platón y la muerte – Alejandro Pascolini  Deportivo – Damián Di Gregorio  Post Punk…

10/03/2019

MUNDO ZOMBIE

¿Los Zombies como metáfora de la Sociedad Moderna o de la Post-modernidad? Producto del delirio creativo norteamericano, que ve en el comportamiento social los síntomas de una horda moribunda homogénea…

10/03/2019

UNA GIRA CON NATACHA JAITT

POR JAVIER DEFOX La muerte de Natacha Jaitt es un crimen político. Sea cual sea el resultado de la investigación judicial. No importa si fue asesinada o esa noche fue…