15/02/2019

EDUARDO FALÚ – El Alma de la guitarra

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

POR MIGUEL DONOSO

              Eran los años setenta, época de la primavera camporista y transcurría mi infancia de pantalón corto, la música en casa se escuchaba en un combinado tocadiscos Motorola BGH, que no era más que un mueble de madera lustrada con dos parlantes donde se podían reproducir los discos simples y larga duración, era el equipo de música habitual de la clase media en ese momento, junto al Wincofon que era el más popular.

Mis viejos tenían varios discos de folklore argentino con inolvidables intérpretes como CafruneLos Del Suquia, Jose Larralde entre muchos otros, pero uno de aquellos domingos de sol y asado descubrí otro disco maravilloso,  “Lo Mejor De Falú”, del magnífico guitarrista, cantor y compositor argentino Eduardo Falú.

El hombre solitario ejecutando su guitarra, que vibra y expresa junto a su voz grave y melancólica “que dice”,  subyugan el oído de quien le preste algo de atención, esa zambas, tonadas y vidalas  transportan hacia paisajes norteños, a ríos mansos donde el agua viaja a la velocidad de una vida calma y contemplativa, con sentidas poesías de amor de Jaime Dávalos o Cesar Perdiguero a las que Eduardo Falú hizo canción, atrapando en sus acordes el alma de esos versos transformados en melodías.

Falú nació en el año 1923, en “El Galpón”, Salta. Su familia, de origen Sirio, al poco tiempo se muda a Metan también en Salta, un pueblo serrano que Eduardo recorre a caballo, donde pasa sus días en una intensa relación con los montes y paisajes autóctonos, gozando de una libertad plena. Al almacén de ramos generales de su padre llegaban guitarras para la venta que no despiertan la atención de aquel niño, hasta que escucha tocar el instrumento a un vecino y queda cautivado por el sonido, años más tarde espiando las clases de guitarra que tomaba su hermano mayor aprendió los primeros secretos de la guitarra.

Un joven Eduardo Falú se encandila con la música andina y conoce a los grandes poetas salteños de su época, con los que compone páginas ahora clásicas del folklore argentino, como “Tonada de un viejo amor” o “Zamba de la candelaria”. En 1945 viaja a Buenos Aires y junto al poeta y músico Cesar Perdiguero. Cantan en Radio El Mundo y desfilan por varios escenarios porteños, por esos días componen entre ambos la canción “India madre”.

En el año 1950 graba su primer disco, luego vuelve a Salta donde crea junto a Jaime Dávalos algunas de sus más brillantes canciones. En el ´55 vuelve a Buenos Aires y estudia armonía con Carlos Guastavino. A fines de los cincuenta, después de grabar varios discos, tocar en radio y televisión y girar por todo el país dando conciertos en vivo. Le llega el reconocimiento internacional,  y entre 1959 y 1996 da conciertos en todas las capitales importantes del mundo como ParisRomaLondresTokyoNueva York y muchas más.

Dijo alguna vez Eduardo Falú“La tierra lo gana al hombre, el hombre es una prolongación de la tierra”, y ese es el ambiente que se traduce en sus canciones e interpretaciones y quizás ese sería su legado para las  nuevas generaciones que lo escuchen y lo versionen.

 

  

Últimas Publicaciones

16/03/2019

NADIA COMANECI – El hada de los Cárpatos

Nadia Comaeci, la gimnasta rumana que se cansó de batir records.      

15/03/2019

EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS

            EDITORIAL14 de Marzo de 2019                       Una de las consecuencias que tiene un país cuando cae por el agujero del conejo y…

15/03/2019

EL NIDO DEL CUCO – 14 de Marzo

  EDITORIAL  Apertura  Los mejores – Alejandro Braile  El Espíritu y el Arte – Ramiro Cabrera  Platón y la muerte – Alejandro Pascolini  Deportivo – Damián Di Gregorio  Post Punk…

10/03/2019

MUNDO ZOMBIE

¿Los Zombies como metáfora de la Sociedad Moderna o de la Post-modernidad? Producto del delirio creativo norteamericano, que ve en el comportamiento social los síntomas de una horda moribunda homogénea…

10/03/2019

UNA GIRA CON NATACHA JAITT

POR JAVIER DEFOX La muerte de Natacha Jaitt es un crimen político. Sea cual sea el resultado de la investigación judicial. No importa si fue asesinada o esa noche fue…