13/02/2019

EL ROCK COMO TODO LLANTO

 

 

 

 

 

 

 

 

  

 

 

 

 

 

 

POR FACUNDO GARCÍA

Denuncias de abusos y violaciones, declaraciones de artistas creyendo que es una exageración publicitaria; un cantante de una banda llena estadios largando discursos homofóbicos y anti populares y un suplemento joven que elige, por primera vez, a una mujer como la responsable del mejor disco del año.  Notas y algunas reflexiones sobre el estado del rock en estos tiempos de desasosiego.

NOTICIAS DE AYER

                 Hablar de Rock Nacional no es hablar de toda la música que se realiza en el país con base en el rock. Mientras corrientes subterráneas de bandas y solistas renuevan el género y todavía siguen tratando de llevarlo más allá, en la superficie todo tiende a una falta de originalidad que deviene en un sonido homogéneo y chato como pocas veces se ha visto. Pero, además, sus referentes hacen agua cuando abren la boca, no entendiendo los tiempos que corren y, sobre todo, reaccionando igual que cualquiera con el culo sucio: a la defensiva. Hace tiempo que esto sucede, pero en los últimos meses hubo una serie de sucesos que podrían (tal vez no) tener alguna relación con este estado de cosas, veamos:

  • Un comentario de Iván Noble sobre el abuso en Villa Gesell provoco indignación en las redes (Clarín, 21-01-2019): Atento a la discusión de qué tan importante es la figura de Noble en el rock (en cien años vamos a seguir hablando de Spinetta y nadie va a recordar la obra de este músico), Iván intento una defensa confusa del rock dejando ver que los casos de violaciones ocurridas en ese ámbito son más que nada cuestiones publicitarias. Dijo textualmente en su cuenta de twiter: “Violaron a una chica en un boliche en Gesell durante un show de trap. Algo me dice que si hubiese sido en un recital de rock era primera plana en todos lados.”

En una defensa corporativa que asombra, a Noble parece importarle más el buen nombre de sus cófrades que la chica violada. Por supuesto, las respuestas de repudio no se hicieron esperar y el autor de Avanti morocha trato de defenderse de los ataques recurriendo al argumento de la mala interpretación de sus palabras.  Aparentemente el objetivo era realizar una reflexión sobre la manipulación que los medios hacen del rock, que según parece era un hecho totalmente desconocido para el autor de Sapo de otro pozo. Para Noble, el hecho de que la noticia no se hubiera convertido en trending topic indica que el rock es atacado duramente cuando las  violaciones ocurren en ese ámbito, que se hubiera visibilizado más si hubiera sido, como dio de ejemplo, en un recital de la Renga. Sacando pecho de rebelde, aclaró que él siempre se paró de manos contra la cultura rock y que es injusto pensar que puso al género por encima de una violación. Finalmente, para terminar derrapando, el artista que alguna vez fue apodado elogiosamente como el “El Arjona del rock”, quiso quedar bien con dios y con el diablo y declaro que a su hijo le gusta el Trap y que por eso a él también, por lo menos algunos autores.

  • Rolo Sartorio, el cantante de La Beriso, volvió a ser noticia por sus polémicas actitudes arriba del escenario. En medio de un show en Embalse, Córdoba, emitió desafortunados dichos contra la comunidad homosexual, tratando de causar gracia contando una anécdota”. Me había contado que se fue con una chica, cenando, boliche y después terminó en el departamento, entonces cuando se saca la ropa la chica tenía… (hace señas). Sí, ella le dijo ‘¡sorpresa!’, y él le dijo ‘¿qué sorpresa?’ Era un put… se la comía… Ja, ja, ja… era re puto, boludo, él no, el novio…”, afirmó”. Hoy está todo tan sensible… sí, todo lo que digo les cae como el orto a todo el mundo, la verdad que se vayan todos a lavar el culo y listo, ¿o no? No podés hablar de nada hoy…”, agregó. Sus palabras también incluyeron denigraciones a los veganos:¡Ahí hay un vegano! Bueno, retírese por favor, acá comemos asado y vino, papá, que no me rompan las pelotas… el pepino ya sabemos (se señala las nalgas)… a gusto y piacere de cada uno… (sic)”.

Ya a mitad del año pasado, el bueno de Rolo se había despachado con una diatriba contra la protesta social y el corte de calles, sin olvidar que en el estadio de Velez, festejando los 20 años (¡!) de la banda mandó a callar a su público cuando empezó a entonar el hit del verano (MMLPQTP)  y pidió no ir contra nadie y disfrutar el show sin banderas políticas. Con esta acumulación de éxitos, al autor del opúsculo “Pararte y dar pelea” (prólogo de Gabriel Rolon) le llovieron una catarata de reacciones adversas que hasta incluyeron a algunos famosos, Florencia de la V en primer lugar. Por supuesto, otra vez el pedido de disculpas partió de la base del malentendido, al manifestar a través de un comunicado (si, Rolo no hace declaraciones, sino que saca comunicados) que lamentaba verse en un lugar que detesta. Otra vez, el error interpretativo de la mayoría pone al artista más convocante del rock en un lugar incómodo, sin sustento real y que le juega en contra de su imagen de rockero de barrio. Obligado entonces a explicar cuál es su lugar, desde donde dice lo que dice, Sartoro parafrasea a León diciendo que su lugar es la libertad. Obviando que le impidió a su público ejercer esa libertad en el concierto de Velez, declara que lo más importante para él es la libertad de expresión. Y en consonancia con los tiempos que corren, atento al manual del buen roquero, también le copa “la libertad de poder elegir mi condición sexual y poder dejar (subrayado propio) que el otro sea libre de elegir de la misma manera”. Increíble como un simple comunicado de fácil redacción refleja al artista  que se expresa con la misma confusa grandilocuencia en las letras de sus canciones. Finalmente y, en un gran esfuerzo para no decir lo que realmente piensa, pide disculpas por lo desubicado de lo que llama chistes y porque mucha gente “se  puede sentir ofendida”. De manual.

Algún día se estudiará por qué bandas con un vuelo musical rasante, letras de forzado realismo mágico y cantantes que ya ni se preocupan en aprender a cantar fueron tan masivas en Argentina.

  • En su clásica encuesta anual, el suplemento NO del diario Pagina/12 consagro como mejor disco argentino del año a Prender un Fuego, de la santafesina Marilina Bertoldi. Como corresponde al hecho de que nunca en 30 años de historia de esta encuesta una mujer había sido elegida en este rubro, Marilina reacciono con sorpresa. “No lo esperaba” fue su primera declaración. Apreciando el hecho de que la encuesta está realizada por sus colegas músicos, sostuvo que “Ser elegida por otros artistas, que imagino hacen todos algo distinto a lo que yo hago artísticamente, tiene un gran mérito”. El suplemento tomó nota de esta particularidad y celebró la votación: “El contexto social pone de manifiesto lo innegable. Y no es un dato menor que por primera vez el disco de una artista mujer haya sido elegido. Pese a haber grabado grandes álbumes en lo que lleva saliendo la Encuesta de este suplemento, nunca antes había sido ganadora de esta categoría una mujer. Se celebra, entonces, esta ola feminista que da visibilidad y acceso a los talentos de las mujeres.”

Sin embargo, lo interesante sucedió después. En un video subido a sus redes sociales, la artista empieza preguntándose: “¿Me dicen que en 30 años no había una artista mujer que valiera la pena?”. Y paso seguido contesta su pregunta de manera contundente: “Hasta ahora la historia del rock argentino es la historia del hombre, en el rock. Este es el momento en que nos empezamos a hacer este lugar, porque no es que ustedes nos lo dan. Lo estamos exigiendo y todavía cuesta. Fíjense que cuando ustedes empezaron a cansarse de sus propios sonidos decían: el rock se murió. Y no, son muy injustos, en ese momento se tendrían que haber dado cuenta que hay otras personas que tienen algo para decir. Nos dijeron hincha pelotas, nos dijeron de todo. Y lo último que tiene para decir la ganadora de esta encuesta de este año es: este año, ganó una lesbiana”: Teléfono, Rolo.

 

EL PEZ POR LA BOCA MUERE

Lo que delata es el discurso. Aquel que implica, en primer lugar, ponerse en el lugar de víctima por ser malamente interpretado. Responsabilizar al otro de su propia falta. La contradicción en un mismo párrafo expone el juego de, al mismo tiempo, negar y pedir disculpas. Y las disculpas no reconocen una falta, más bien tratan de tranquilizar a un otro que pudo haberse ofendido con sus actos o palabras. Lo hace Noble, Sartoro, lo hizo por ejemplo Darín cuando le pidió disculpas a Bertucelli por si sus modos bruscos, de hombre con carácter, la habían ofendido. Y tal vez el caso más notable fue el de la banda Pez, que fue de la negación del hecho a decir que sí sí, que puede ser, pero que no había sido tan así (“reconocemos el escenario, pero no el guion”) y se hundió en una serie de contradicciones y pedidos de  disculpas a algo que al mismo tiempo niegan haber hecho. La imagen del rockero como portavoz de las verdades de un barrio o de una generación, de ser un intérprete de su tiempo, de ser autentico, es lo que se desmorona de a poco. Pero no hay debate en el rock, hay lucha y exigencias como dice Bertoldi. Como sabiendo lo que se viene,  se trata de imponer la idea de que hay que separar al artista de su obra, cometiendo el error conceptual de pensar  que las pibas sólo quieren que se cumpla el cupo de géneros en los festivales. Tal vez es hora de dejarnos de ofender en nuestra buena conciencia rockera por engendros como Cacho Castaña y recordar que Pappo también hablaba maravillas de la violación. Y ver qué pasa, adónde nos lleva este camino, la interpelación de Marilina a no declarar el rock como muerto nos dice que esto no es algo coyuntural, pasajero, que la Historia nos va a pasar por arriba, que éste es el futuro, que ya llegó.

  

Últimas Publicaciones

16/03/2019

NADIA COMANECI – El hada de los Cárpatos

Nadia Comaeci, la gimnasta rumana que se cansó de batir records.      

15/03/2019

EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS

            EDITORIAL14 de Marzo de 2019                       Una de las consecuencias que tiene un país cuando cae por el agujero del conejo y…

15/03/2019

EL NIDO DEL CUCO – 14 de Marzo

  EDITORIAL  Apertura  Los mejores – Alejandro Braile  El Espíritu y el Arte – Ramiro Cabrera  Platón y la muerte – Alejandro Pascolini  Deportivo – Damián Di Gregorio  Post Punk…

10/03/2019

MUNDO ZOMBIE

¿Los Zombies como metáfora de la Sociedad Moderna o de la Post-modernidad? Producto del delirio creativo norteamericano, que ve en el comportamiento social los síntomas de una horda moribunda homogénea…

10/03/2019

UNA GIRA CON NATACHA JAITT

POR JAVIER DEFOX La muerte de Natacha Jaitt es un crimen político. Sea cual sea el resultado de la investigación judicial. No importa si fue asesinada o esa noche fue…