16/01/2019

POR QUÉ PERSIGUEN A MILAGRO SALA

 

 

 

 

 

 

 

 

Por ALEJANDRO BRAILE

Pobre Milagro, son tantos los que declaman al capitalismo como el enemigo universal y tan pocos los que se solidarizan con esta mujer. Calamidades está sufriendo, ella y un grupo de cooperativistas. Uno prefiere pensar que no se ha comprendido bien lo que pasa en Jujuy, que no se entiende quién está llevando adelante este escarmiento.

   No tiene que ver con causas judiciales ni dinero, ni con la particular inquina del nefasto Gobernador Morales. La verdadera razón es la construcción de viviendas sociales. Que el 5 % de la población más desprotegida de Jujuy haya tenido acceso a una vivienda es imperdonable. Nunca, en ningún lugar del país, gobernadores, intendentes, han podido mostrar la obra de la Túpac Amaru, jamás. Lo interesante es que no se trata de voluntad política ni de dinero, se trata del mercado. La idea es que las casas se compran y quien no tiene dinero no tiene casa, “el mercado” construye un modo de vida bajo esta premisa. Milagro Sala rompió con eso, como si fuera poco, lo hizo sin tener conocimiento académico, desde afuera de la hegemonía de las constructoras. Hacer 8500 viviendas para los nadies es un verdadero terremoto para el negocio inmobiliario, para los créditos bancarios, para los mercaderes de la intemperie.

Detenerse a analizar el comportamiento del poder judicial jujeño o el accionar del poder ejecutivo de esa provincia es llegar a conclusiones que ya conocemos. Lo peor de esa comunidad está gobernando. Morales ha sido siempre un miserable. En su participación con la alianza del 2000 y después como Senador, todos los que acompañan al contador son de la misma calaña, los jueces, los fiscales, la policía provincial, son todos una vergüenza. Sin embargo son solo peones de una gran partida que se juega en Jujuy, son distractores del tema que no se está discutiendo. El verdadero juicio que está afrontando Milagro Salas es porque ha puesto en duda la santidad de la propiedad privada, la intervención del estado desde cooperativas para la construcción de casas para los más humildes, rompe con una lógica que el mercado considera intocable.

El mercado en lugares como Jujuy no es invisible, tiene nombre y apellido, son la suma de los empleados públicos, la dirigencia política, la cúpula eclesiástica, los altos mandos policiales, la dirección de la comunidad educativa, los responsables de impartir justicia, los escribanos, los que manejan el mercado inmobiliario, los comerciantes… que desde la complicidad o el silencio actúan en defensa propia para conservar privilegios que les otorga el sistema a costa de las calamidades que viven los que están hundidos en la miseria.

Una vivienda para una familia es un paso gigante: agua potable, cloacas, baño y cocina con agua caliente, habitación para los niños… si a eso le agregamos: lugares de esparcimiento, salas de primeros auxilios, hospitales cercanos, escuelas primarias y secundarias, profesorados y cooperativas de trabajo, la dimensión de futuro es tan grande que se parece mucho a una revolución. Cuando aparecen estos fenómenos colectivos el mercado se asusta, una comunidad organizada a partir de la solidaridad es una amenaza latente, porque a corto plazo los hijos de esa experiencia estarán en condiciones de discutir y ocupar puestos públicos, serán, además, los futuros políticos, la futura justicia, la futura educación.

Milagro Sala y otros compañeros fueron condenados porque a Morales le tiraron huevos, tres años le dieron, ella ni si quiera estaba en el lugar. Ahora 13 años más, por asociación ilícita… La verdad es una huevada discutir esos fallos, la mujer está enfrentando otra condena, la del mercado, la del capitalismo, que pone como brazo ejecutor a los peores exponentes de la condición humana.

Pobre Milagro, son tantos los que declaman al capitalismo como el enemigo universal y tan pocos los que se solidarizan con esta mujer. Calamidades está sufriendo, ella y un grupo de cooperativistas. Uno prefiere pensar que no se ha comprendido bien lo que pasa en Jujuy, que no se entiende quién está llevando adelante este escarmiento.

Presa política, presa por cambiarle la vida a los nadies… ¡¡¡No!!! Está presa porque su obra es una alternativa justa a la basura que está imponiendo el neoliberalismo y Milagro puede ser cualquiera que tenga aspiraciones de cambiar esta realidad.

  

Últimas Publicaciones

16/03/2019

NADIA COMANECI – El hada de los Cárpatos

Nadia Comaeci, la gimnasta rumana que se cansó de batir records.      

15/03/2019

EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS

            EDITORIAL14 de Marzo de 2019                       Una de las consecuencias que tiene un país cuando cae por el agujero del conejo y…

15/03/2019

EL NIDO DEL CUCO – 14 de Marzo

  EDITORIAL  Apertura  Los mejores – Alejandro Braile  El Espíritu y el Arte – Ramiro Cabrera  Platón y la muerte – Alejandro Pascolini  Deportivo – Damián Di Gregorio  Post Punk…

10/03/2019

MUNDO ZOMBIE

¿Los Zombies como metáfora de la Sociedad Moderna o de la Post-modernidad? Producto del delirio creativo norteamericano, que ve en el comportamiento social los síntomas de una horda moribunda homogénea…

10/03/2019

UNA GIRA CON NATACHA JAITT

POR JAVIER DEFOX La muerte de Natacha Jaitt es un crimen político. Sea cual sea el resultado de la investigación judicial. No importa si fue asesinada o esa noche fue…